Eliana: nuestra compañera, víctima de este sistema

Eliana Rivas Llanos de 21 años estudiante de la carrera de sociología de la UAGRM fue encontrada al amanecer del martes en medio de un lote baldío antes de llegar a su casa, la misma fue encontrada desnuda la parte inferior de su cuerpo y maniatada sus manos con su ropa interior además con una polera en el cuello con la que habría sido asfixiada (el forense determino que murió por asfixia) hasta acabar con su vida.

 

La compañera Eliana fue vista por última vez por nuestros compañeros de la carrera aproximadamente a las 11:30 PM en la que estos estaban en la Marcha ad  plaza principal como parte de una materia Trabajo Comunitario en la cual el estudiante debe interactuar y relacionarse con la sociedad en temas de género, urbano, niñez y adolescencia, juntas vecinales etc., y plantear soluciones ante las problemáticas. Estaba apoyando la huelga de cuatro de los barrios de la periferia de Santa Cruz, de aquellos barrios que surgen por la necesidad de viviendas populares para las familias cruceñas y de los trabajadores que inmigran a nuestra ciudad y que piden ser incluidos en la mancha urbana para que sus zonas sean urbanizadas con obras de asfaltado, alcantarillado etc. Uno de los barrios como el de Eliana, ella misma hija de una familia de ex agricultores potosinos llegados a Santa Cruz en búsqueda de una mejor vida.

 

Los compañeros después de llevarle algunos refrigerios y apoyarlos moralmente luego pasaron a retirarse. Por la información que se tiene Eliana habría agarrado un trufi desde la Ramada el cual, llegado a la zona, no habría querido entrar mas allá del asfalto por las condiciones del camino,  condiciones que por las lluvias quedaron desastrosas evitando así que los micros entren normalmente inclusive de día. Es así que Eliana habría procedido caminando para llegar a su casa  distante otros 2 kilómetros de la parada en la cual habría sido sorprendida cuando apenas había avanzado 4 cuadras con los malhechores que acabaron con su vida.

 

Así como la compañera  Eliana es la realidad de miles de compañeros universitarios que vivimos en los rincones y barrios periféricos  acudimos a la U con la finalidad de formarnos profesionales para mejorar nuestras condiciones sociales y materiales de vida sin saber a que nos exponemos a la delincuencia y la inseguridad.

 

El asesinato de Eliana es consecuencia del estado de abandono y marginalidad de los barrios periféricos de nuestra ciudad y, por lo tanto, es responsabilidad de todos los que especulan con esta marginalidad y abandono: empresarios y empleadores que lucran con la mano de obra barata, especuladores de la construcción y políticos que defienden los intereses de aquellos. Es responsabilidad de aquellas autoridades que contribuyen el ambiente de machismo y violencia de género. Las y los estudiantes de la carrera de Sociología ya salimos en marcha exigiendo justicia para Eliana y su familia. Pero esto no nos deja tranquilos. Eliana ha sido víctima de este sistema: la llevaremos con nosotros en cada lucha contra este sistema. Hasta siempre Eliana.