Sudáfrica: Cuidado, COSATU, de ser enterrado en Nkandla*

Mphumzi Maqungo, Tesorero Nacional de NUMSA – la Unión de Obreros Metalúrgicos de Sudáfrica, la más grande federación sindical del país recientemente expulsada por el ala derecha de COSATU – envió este artículo a la página web de nuestra internacional In Defence of Marxism. Lo traducimos y republicamos para nuestros lectores porque creemos contenga indicaciones extremadamente útiles al debate sindical y del movimiento revolucionario en nuestro país.

MM

Para entender correctamente y localizar los factores subyacentes que han llevado a la fragmentación de COSATU [la confederación sindical sudafricana, ndt], uno no tiene que ir más allá del Partido Comunista de Sudáfrica.

Durante el 13º Congreso Nacional del Partido Comunista Sudafricano (SACP) en 2012, Blade Nzimande[i] dijo, "no es un fenómeno pequeño, pero persistente en el movimiento sindical, el de querer causar deliberadamente la tensión y dividir el movimiento obrero del SACP y el ANC. Debemos intensificar la labor ideológica para exponer y derrotar a este fenómeno en las filas del COSATU y el movimiento sindical progresista".

No hay duda de que esta es una referencia directa a la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos (NUMSA). Este discurso venenoso de Nzimande, uno de tantos, marcó el comienzo de una fragmentación continua y deliberada de COSATU.

En lugar de contribuir a la unidad del movimiento obrero progresista, el SACP ha criticado a los que defienden una COSATU independiente y combativa, etiquetándolos como contrarrevolucionarios. Esta estrategia se ha estado desarrollando persistentemente en los últimos dos años, alcanzando el punto en que nos encontramos ahora. Hoy tenemos una COSATU – que hasta hace poco era la única arma de combate íntegra y de confianza a disposición de la clase obrera organizada y los pobres – fragmentada y en un completo estado de parálisis, rozando la implosión.

La parálisis actual ha hecho que COSATU esté ausente de las muchas batallas que los trabajadores y los pobres enfrentan. Al acercarnos al Sexto Comité Central (CC) de COSATU tenemos poco para evaluar desde el 11º Congreso Nacional de COSATU. COSATU ya no es una confederación de lucha. Se ha fallado en poner en práctica las resoluciones del congreso, como la campaña contra la prohibición de los intermediarios laborales, contra los peajes electrónicos y la subvención a los salarios de los jóvenes. ¿Dónde estaba la voz radical de COSATU cuando los trabajadores de Marikana fueron sacrificados o cuando los obreros agrícolas en De Doorns lucharon por un salario digno? Inmersos en su parálisis interna, la masa de la pobreza, el desempleo y la desigualdad continúan sin cesar. La clase obrera y los pobres siguen hundiéndose más en la pobreza y la desesperación. Esta crisis y parálisis son una expresión del fracaso de la confederación a la hora de contribuir con un programa revolucionario coherente para transformar nuestro país en favor de los trabajadores y los pobres.

¿Qué se esconde detrás de esta parálisis? Nuestro trabajo analítico como NUMSA, ha confirmado que el centro de la crisis en COSATU reside en la trayectoria neoliberal y capitalista de nuestra solución negociada después de 1994 [año del fin de la segregación racial, Apartheid, ndt], lo que ha sostenido el carácter racista y colonial de la economía sudafricana y la sociedad. Hemos llegado a esta posición no con un ocioso trabajo teórico y académico, sino a través de nuestras luchas de larga data en las trincheras con el resto del movimiento de liberación, y nuestros veintisiete largos años de lucha. Esto ha tenido un impacto directo sobre las divisiones en COSATU, que son sobre el alma y el carácter de la confederación. Hay dos campos que vienen desde adentro y en las filas de los principales líderes de COSATU; uno que quiere una COSATU que continúe luchando por el socialismo y librando la batalla al neoliberalismo, y otro que quiere una COSATU que actúe como "mesa de trabajo" de la ANC [Congreso Nacional Africano, el partido al gobierno, ndt], haciendo así avanzar, consciente o inconscientemente, el proyecto neoliberal en curso en Sudáfrica.

Mientras esto se desarrolla: ¿Quién sufre más? Son claramente los trabajadores, sus familias y comunidades enteras. Hay una seria desilusión entre la clase obrera y los pobres, impulsada por los fracasos del gobierno encabezado por el ANC a la hora de defender un programa radical para mejorar las condiciones socioeconómicas de la inmensa mayoría de nuestro pueblo.

La clase obrera sudafricana está pidiendo a gritos sindicatos y un órgano político comprometidos, revolucionarios y de orientación socialista, para educar, agitar, organizar y movilizar para la transformación radical hacia el socialismo.

NUMSA y sus aliados saben que no es una coincidencia que los que están alineados a la facción dominante en el ANC y el SACP están trabajando duro para debilitar y fragmentar al movimiento sindical, para hacerlo incapaz de luchar y dirigir las luchas populares.

Como NUMSA hemos reconocido que cualquier cambio en COSATU requiere un esfuerzo concertado para recuperar la COSATU que conocemos, la voz militante revolucionaria de los trabajadores y los pobres. Estamos orgullosos de la decisión de los afiliados del NUMSA de querer abrir nuevos caminos declarando que las soluciones del pasado nos han fallado, y su insistencia por una nueva trayectoria socialista y revolucionaria guiada por la Carta de la Libertad[ii].

NUMSA ha resuelto continuar la lucha para mantener nuestra federación independiente y en el camino de la acción militante en los intereses de la clase obrera. Hemos argumentado consistentemente en contra de nuestra expulsión, ya que nunca hemos actuado en contra de los intereses de la confederación ni de ninguna manera estamos interesados ​​en dividir a la clase obrera. Ofrecemos varias razones de por qué no debemos ser expulsados, estas incluyen:

¡Construimos COSATU!

A lo largo de su existencia, el NUMSA ha sido una filial dedicada y disciplinada de COSATU. La historia puede revelar que solo pocos sindicatos de COSATU hoy pueden igualar la contribución de NUMSA en campañas, luchas y aportes para los grupos dirigentes de la confederación. Nosotros siempre somos los primeros en entrar y los últimos en salir en las batallas que COSATU declara. Siempre hemos asumido la responsabilidad y proporcionado los líderes a las decisiones de la confederación.

¡Seguimos siendo una filial autónoma de COSATU!

Como sindicato hemos jugado nuestro papel en la construcción de COSATU, como una federación  independiente de la confederación, basada en la constitución de NUMSA y nuestras propias estructuras democráticas controladas por los trabajadores. Nos enorgullecemos de ser una unión que camina donde otros temen pisar. Mientras que otros pueden ser sorprendidos, no es la primera vez que nuestro sindicato ha hecho un llamamiento para la ruptura con el ANC. Resolvimos esto en 1993. Cuando no ganamos con nuestra posición en COSATU, nos sometimos a la disciplina de la confederación. ¿Cuál es la diferencia ahora?

¡El centralismo democrático no significa que los afiliados no pueden hacer preguntas difíciles!

El hecho de que COSATU tiene políticas no significa que los afiliados no pueden cuestionar las políticas existentes. Si los afiliados no tienen la oportunidad de cuestionar las políticas ¿de qué otra manera podrían cambiarse las políticas de la confederación? Como NUMSA creemos firmemente que es nuestro derecho cuestionar y criticar las políticas y prácticas del COSATU cuando éstas no promuevan los intereses de la clase obrera. Esto es lo que nuestro Congreso Nacional Especial ha hecho. Es el papel de los otros que debe probar que no estamos en lo correcto, no el hecho de expulsarnos.

¡Ninguna de las políticas existentes de COSATU dice que la confederación deberá refrendar el ANC por siempre!

El Plan de COSATU de 2015 exige una evaluación de todas las elecciones y de basar nuestra estrategia electoral en lo que hemos logrado implementando el programa electoral anterior. De acuerdo con NUMSA, tal evaluación no ha tenido lugar con relación al Manifiesto Electoral de 2009 del ANC. La mayor parte de las promesas hechas entonces siguen sin cumplirse y hemos visto muy pocos avances para los trabajadores y los pobres.

¡Los sindicatos son animales creativos!

Nuestro llamado a una revisión crítica de las estrategias y enfoques de la organización está en línea con las recomendaciones de 1997 de la Comisión de Septiembre de COSATU, que argumentaban que los sindicatos tienen que reconocer los cambios en la forma global en que se organiza la producción capitalista. La propia COSATU ha hablado de fusiones y cárteles entre metalúrgicos, mineros, trabajadores de la energía y químicos. Nosotros, como NUMSA, no podemos ser acusados de tomar una ventaja de las decisiones a nivel de confederación.

¡No hay cuotas para burlarse de la constitución!

Nueve sindicatos de COSATU han llamado a un Congreso Nacional Especial de conformidad con la constitución de la confederación. Esto se ha negado persistentemente. ¿Cómo podemos seguir pagando las cuotas a una organización que se burla de su propia Constitución?

¡No hay recaudación para los liquidadores!

Había habido una persistente campaña del SACP en los últimos dos años para atacar a NUMSA y socavar su liderazgo. También ha habido dos intentos abiertos y clandestinos del SACP para dividir nuestra unión. ¿Cómo podemos seguir prestando apoyo político y recursos a una organización que ha asumido la misión de liquidar a NUMSA y destruir órganos de poder obrero?

¡Creemos que la unidad de los trabajadores y de la clase obrera es sacrosanta!

Para nosotros la unidad de la clase obrera es sacrosanta. Para nosotros COSATU no era un fin en sí mismo. Era un instrumento de lucha. Es por esta razón que hemos entendido COSATU como un paso hacia la construcción de una sola confederación para un solo país. Nuestro llamado a un movimiento sindical revolucionario, militante e independiente y en contra de una "confederación amarilla" es por preservar la capacidad de la clase obrera de actuar en su propio interés.

Si la clase obrera no está atenta, COSATU, al igual que el SACP, pronto se encontrarán enterrados en Nkandla. Es deber de la clase obrera recuperar COSATU de las manos de aquellos que quieren convertirla en un perro faldero de la facción gobernante del ANC-SACP.

 

[* Nota: Es una referencia al escándalo que involucra a la granja Nkandla del presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, sobre la que ha habido controversia pública por el uso de fondos públicos para hacer mejoras a un costo de más de R246 millones, el equivalente a unos US $ 23 millones]



[i] Blade Nzimande es el Secretario del SACP (Partido Comunista Sudafricano). En la Conferencia de COSATU de junio de 2011 defendió una posición contraria a las nacionalizaciones.

[ii] La Carta de Libertad fue la declaración de principios del ANC y sus aliados, adoptada el 26 de junio de 1955 tras una labor de consultación que llevó a alrededor de cincuenta mil voluntarios a recorrer ciudades y aldeas de Sudáfrica. En ella se demanda el gobierno para el pueblo y una serie de reivindicaciones sociales que van de la reforma agraria, los derechos democráticos y laborales y la nacionalización de la economía.