Sudáfrica: el Secretario General del COSATU es reinstalado al frente del sindicato. Movilizar al COSATU con un programa socialista

 

cosatuEl viernes, el juez declaró inválida en Johannesburgo la suspensión del Secretario General del COSATU y la dejó sin efecto. Esto significa que Vavi ahora ha sido reintegrado a su puesto de Secretario General del COSATU con efecto inmediato. Posteriormente, regresó el lunes a la sede de COSATU acompañado de muchos trabajadores de distintos sindicatos.

Este es un gran golpe para la facción de derecha del presidente del COSATU S’dumo Dlamini, pero también para la camarilla de derecha dentro de las organizaciones de la Alianza Tripartita (el gobernante Congreso Nacional Africano-ANC, el Partido Comunista sudafricano-SACP y el COSATU), que estaban desesperados por eliminar al irreductible Vavi de su cargo. Pero ¿qué significa este desarrollo para el COSATU y la Alianza? ¿Ha cambiado algo para la federación obrera? ¿Y cuál es el camino a seguir?

En agosto del año pasado, Vavi fue puesto en "licencia especial" por el Comité Ejecutivo Central del COSATU en espera del resultado de una audiencia disciplinaria en relación con su romance con una empleada subalterna del COSATU. La suspensión de Vavi en agosto se produjo después de numerosos intentos por deshacerse de él por parte del ala derecha del COSATU que está relacionada con el ala pro-capitalista del ANC.

El hecho de que se tardara más de cinco meses en presentar una hoja de cargos contra Vavi y que los cargos fueran inmediatamente filtrados a la prensa (en un intento de enjuiciarlo a través de los medios de comunicación), es una prueba más de que la suspensión era maliciosa por naturaleza y no tenía nada que ver con preservar los derechos de la militancia o los intereses del COSATU. La verdadera razón de la suspensión de Vavi fue que él era demasiado crítico con el gobierno en temas como la corrupción y la aplicación de políticas abiertamente capitalistas.

Tras la suspensión de Vavi, el Sindicato Nacional de Trabajadores Metalúrgicos de Sudáfrica (NUMSA), junto con Vavi , presentaron una demanda en el Tribunal Superior de Gauteng Sur impugnando la validez de la suspensión.

El viernes, el juez se puso del lado de Vavi y argumentó que el COSATU no había cumplido con sus Estatutos al tomar la decisión. "Un voto es prescrito como la manera en que tienen que ser tomadas las decisiones... por lo tanto ninguna de las decisiones tomadas fueron válidas", dijo.

Esto significa que todas las decisiones tomadas ese día serán dejadas sin efecto. Esto incluye la suspensión de Vavi, así como la decisión de iniciar una investigación sobre su conducta ligada a la relación amorosa, que él había admitido, con una empleada subalterna.

El viernes después de la sentencia, el Secretario General del NUMSA, Karl Cloete, dio la bienvenida a la decisión del tribunal y pidió a los altos cargos nacionales del COSATU que renunciaran y convocaran un congreso extraordinario, diciendo:

"Si los altos cargos nacionales del COSATU son demócratas, si creen en el futuro de la federación de Elías Barayi y Jay Naidoo, deben tomar la decisión consciente de dimitir, renunciar de inmediato y convocar un Congreso Nacional Extraordinario del COSATU."

El capitalismo en crisis

La crisis del COSATU es realmente un reflejo de la crisis del capitalismo sudafricano que está plagado de contradicciones profundas. Veinte años después de la caída del Apartheid, Sudáfrica está una vez más en una encrucijada.

Por un lado, hubo un pequeño grupo de negros que eran principalmente parte del movimiento de liberación, y que se ha beneficiado enormemente del nuevo estado de cosas. Se trata de gente como Tokio Sexwale y Cyril Ramaphosa, que han acumulado miles de millones de rands estando en los directorios de las grandes empresas mineras, bancos, etc. Ellos han trepado a estas posiciones debido a su lugar clave dentro del ANC y del gobierno. Estos ex participantes del movimiento de liberación ahora se han unido a las filas de la burguesía, muy lejos de la vida de las millones de personas que lucharon heroicamente para acabar con el Apartheid.

Para la gran mayoría de los sudafricanos, pese a todo, situación no ha cambiado mucho. Por supuesto, no podemos negar la conquista de algunas concesiones sociales para las masas, pero estas concesiones están siendo socavadas día a día. Por ejemplo, los hogares que no tenían acceso al agua se redujeron del 36% en 1994 al 4% en 2009. El acceso al saneamiento y a la electricidad también mejoró durante el mismo período –el primero del 50% a 77% de la población, y el segundo del 51% al 73%. Sin embargo, al mismo tiempo, los aumentos de los precios y los recortes en las empresas de servicios públicos han causado las mayores protestas en el país. El hecho es que, aunque muchos han ganado el acceso a estos servicios básicos, ¡otros muchos no pueden pagarlos! En 2009, casi 1,3 millones de hogares, que representan a casi 5 millones de personas, sufrieron cortes de agua debido a la falta de pago. Hoy, esa cifra es mucho más alta.

La pobreza y el desempleo están, de hecho, instalados en los estómagos de los trabajadores y jóvenes sudafricanos. A pesar de la gran riqueza que yace bajo el suelo de Sudáfrica, el país está situado en el top ten de las sociedades más desiguales del mundo, según el coeficiente de Gini, que mide el nivel de desigualdad en una sociedad. Casi la mitad de la población sobrevive con sólo el 8% del ingreso nacional. Por otro lado, en el 2009, en promedio, cada uno de los 20 mejores directores pagados en las empresas que cotizan en la Bolsa de Johannesburgo ganó 1.728 veces el ingreso promedio de un trabajador sudafricano.

Sudáfrica tiene una de las peores tasas de desempleo juvenil del mundo. Alrededor de 3,6 millones de personas entre las edades de 15 a 29 años están sin trabajo. El 71% del total de los desempleados tienen edades de entre 15 y 29 años. La mayoría de ellos son mujeres. El desempleo masivo de los jóvenes es uno de los principales impulsores de las acciones de protesta de la comunidad que han afectado al país en los últimos seis meses. La gravedad del problema que realmente está golpeando los hogares puede apreciarse en el hecho de que hay más personas que dependen de la asistencia social que de un empleo. Alrededor de una cuarta parte de la población vive con menos de U$S 1,25 por día.

La vida bajo el sistema actual está resultando insoportable para millones de personas que arriesgaron sus vidas en la lucha contra el régimen del apartheid. De hecho, si se rasca ligeramente la superficie de la República, veremos que sigue presente toda la vieja basura. Para la mayoría de los sudafricanos negros el régimen del Apartheid está todavía muy vivo. El hecho de que sólo alrededor del 5% de los sudafricanos blancos estén desempleados, da una indicación clara de la situación real.

Lucha de clases

El resultado ha sido un fuerte aumento de la lucha de clases. Especialmente desde 2004, las masas sudafricanas han salido a las calles en un tempo que crece exponencialmente.

Los siguientes cuadros y gráficos son del Servicios del Barómetro de Protesta del Centro de Derecho Comunitario de la Universidad del Cabo Occidental. Estos demuestran claramente el aumento de las protestas de la comunidad desde 2007 hasta 2012, justo antes de la matanza de mineros en Marikana en agosto de 2012. Aunque los datos de 2013 no están incluidos, las cifras de la policía sudafricana muestran que continúa la tendencia al alza. Como se puede ver en el gráfico, la tasa de crecimiento de las protestas ha superado el 100% de año en año en el conjunto de datos [en comparación con las tasas de 2007].

En 2013 esta tendencia continuó con grandes huelgas y protestas masivas casi diarias. Además, desde el comienzo de este año, alrededor de 10 personas ya han perdido la vida en las protestas con los enfrentamientos con la policía.

Grietas en la Alianza

Las grandes luchas de clase de los últimos años se han reflejado en una enorme tensión dentro de la alianza tripartita. En cada huelga, protesta, reunión de agrupación, o congreso se ha producido una línea divisoria entre los que están más cerca del Estado y de la burguesía y las masas trabajadoras.

Por un lado, la burguesía que tiene el control del ANC y del gobierno está usando estas herramientas para defender sus privilegios. Por otro lado, los trabajadores y los pobres, que están disgustados por el saqueo, la corrupción y el robo descarado de la camarilla de Zuma, el presidente del país.

Veinte años de gobierno del ANC y de democracia formal no han cambiado esta situación de manera significativa. Por el contrario, hoy en día desde el inicio de la crisis económica mundial en el año 2008 la situación está empeorando día a día.

Esto no se puede reducir simplemente a una mala administración e incompetencia técnica del gobierno del ANC. La raíz de la causa de la difícil situación de los trabajadores y de los pobres es el sistema capitalista que ha llegado a un callejón sin salida histórico y no es capaz de desarrollar la sociedad.

Movilizar a los trabajadores

En esta lucha, Vavi y el NUMSA fueron las entidades que dieron la más clara expresión a las aspiraciones de las masas. Vistos como los que lucharon por el socialismo y la causa de la clase obrera, han recibido el apoyo masivo de los trabajadores.

El año pasado, el NUMSA, que estuvo acompañado por una serie de sindicatos, publicó un documento muy radical donde proclamó:

"11. Tal es el breve contexto económico político en el que operamos. La crisis cíclica en curso del capitalismo está incrustada en la crisis estructural a largo plazo del capitalismo colonial en este país. Como hemos mencionado en varias ocasiones, esta crisis estructural a largo plazo no puede y no será resuelta a menos que la riqueza de nuestro país sea transferida como propiedad al pueblo en su conjunto; primero y más importante, a través de la nacionalización de las minas, de los bancos y de otras industrias monopólicas, y a través de una política industrial y comercial activa controlar otras industrias que proporcionen bienestar al pueblo.

(…)

12. Hemos defendido audazmente que en el corazón de la crisis de COSATU hay dos fuerzas opuestas: las fuerzas del capitalismo y las fuerzas del socialismo. Las fuerzas capitalistas dentro de la Federación tratan de hacer que los trabajadores comprendan y toleren la continuación de la dominación capitalista monopolista blanca, al aceptar los elementos neoliberales del Plan de Desarrollo Nacional.

13. Las fuerzas socialistas tratan de movilizar a la clase obrera para quebrar el poder del capitalismo monopolista blanco a través de la puesta en práctica de la Carta de la Libertad como ha sido entendida históricamente por la clase obrera.

14. Además, es en este contexto que debemos entender los recientes discursos de los máximos dirigentes de la Alianza dirigidos al NUMSA. Como siempre hemos mantenido, el NUMSA se reconoce abiertamente y sin vergüenza alguna como un sindicato socialista, guiado por el marxismo- leninismo. Estamos convencidos de que los recientes ataques contra el NUMSA por parte de los máximos dirigentes de la Alianza, en el contexto en que el COSATU se encuentra en un estado de parálisis, no pueden ser entendidos fuera del conflicto en curso entre la clase obrera y la clase capitalista, tanto dentro como fuera de la Alianza".

Aquí el NUMSA da una valoración absolutamente correcta de la situación. Estas líneas del NUMSA fueron recibidas con gran entusiasmo por los cientos de miles de trabajadores que se han afiliado al sindicato. Esta es la línea por la que el NUMSA, si opta por permanecer dentro del COSATU, debe ahora luchar para extenderla a toda la federación y dentro de la Alianza.

Movilizar a las masas

Después de que se aprobara la resolución el viernes, resurgió inmediatamente la lucha entre las dos alas del COSATU. En unas cuantas ocasiones diferentes desde entonces, sindicatos de ambas facciones han amenazado con más acciones legales. La primera fue cuando la Unión de Trabajadores de la Alimentación y Afines (FAWU), que forma parte del ala de izquierda, amenazó con demandar a cualquier sindicato que apelara la sentencia del asunto Vavi.

Hablando después de la sentencia, el Secretario General del FAWU, Katishi Masemola, advirtió:

"El FAWU aún requerirá asesoramiento jurídico sobre cómo poner en marcha una demanda contra los líderes individuales de la federación y apoyar a los sindicatos afiliados, en caso de que procedan a hacer una apelación y tomen otras decisiones jurídicamente viciadas utilizando todavía los recursos de COSATU para defender esas medidas," dijo Masemola.

Esto fue seguido por la Unión Nacional de Trabajadores de la Salud y Afines (NEHAWU), cuya dirección está en la derecha, queriendo "estudiar la viabilidad" de apelar contra la sentencia. Otro ejemplo, fue cuando los nueve sindicatos del ala de izquierda amenazaron con acudir a los tribunales una vez más si COSATU no convoca a un Congreso Extraordinario inmediatamente. Las implicaciones son obvias. Si los tribunales van a ser utilizados en exceso como un campo de batalla, entonces ¡existe el peligro real de que todo el proceso pudiera quedar atrapado en las redes legales que realmente terminen favoreciendo a la derecha!

El ala de izquierda y los aliados del NUMSA tienen el apoyo de la inmensa mayoría de los trabajadores dentro del COSATU. Esta es la gran fuerza de la izquierda. Desafortunadamente, los sindicatos se han abstenido de movilizar a los trabajadores en el frente político, prefiriendo mantener a los trabajadores en el frente industrial. Esto se demostró hace dos semanas cuando el NUMSA celebró una muy exitosa huelga de un día contra la subvención salarial a los empresarios para los contratos con jóvenes. Pero en lugar de llevar este impulso hacia demandas políticas, el movimiento se canalizó en un caso judicial.

En la lucha de clases, por supuesto es obligatorio el uso de todas las medidas disponibles para hacer avanzar los intereses de la clase obrera, incluso haciendo uso de las instituciones burguesas como el parlamento y los tribunales. Sin embargo, estos métodos tienen sus límites, y si se usan incorrectamente, en realidad pueden funcionar para socavar los intereses de los trabajadores. La tarea de los revolucionarios es elevar la conciencia de clase de las masas explicando lo que hay. La situación actual debe ser utilizada para difundir las ideas que se expresaron en el NUMSA en sus reuniones y congresos durante el año pasado. Debe ser utilizada para poner en marcha un movimiento de masas para luchar contra los dirigentes derechistas del ANC y para luchar por la expropiación de la burguesía sudafricana.

El NUMSA tiene una enorme autoridad política entre los partidarios del ANC. Para formar con éxito un movimiento por el socialismo, el sindicato tiene que movilizar al ANC en el frente político. Como se demostró con el cese de Mbeki en la conferencia del ANC en Polokwane en 2007, la izquierda tiene el potencial, la autoridad y la capacidad de organización para poner en marcha tal movimiento. Sólo mediante el uso de la fuerza de los trabajadores en el ámbito político se pueden transformar las organizaciones de la clase obrera.

El martes 6 de abril, el Comité Ejecutivo Central de COSATU celebró una reunión especial donde se suponía que se iban a discutir las implicaciones de la sentencia judicial del viernes. Esta es la primera vez en ocho meses que Vavi asistía a una reunión del CEC. Fue otra reunión tormentosa. El ambiente ya había sido envenenado por los dirigentes del NEHAWU que una vez más llamaron a expulsar al NUMSA del COSATU el fin de semana. También se habló de suspender a Vavi de nuevo.

Sin embargo, en un movimiento dramático, el ANC envió a su vicepresidente, Cyril Ramaphosa, y a su secretario general adjunto, Jesse Duarte, para intervenir en la reunión. El objetivo era claro: dilatar temporalmente la situación lo suficiente como para limitar el daño al ANC a menos de un mes de las elecciones generales. Al final, esto parece haber funcionado, porque el CEC decidió posponer todos los debates a una fecha después de las elecciones. Pero ninguno de los problemas ha sido resuelto.

Tras la victoria en los tribunales el viernes, los nueve sindicatos de izquierda reiteraron el llamamiento a un congreso especial de emergencia del COSATU. Esto es 100% correcto. Es imperativo que los trabajadores sean capaces de reclamar a su federación. Uno de los principios fundadores del COSATU es que debe ser dirigido por los trabajadores y controlado por los trabajadores. Sólo sobre esta base firme la poderosa central sindical puede ser reconstruida.

Un congreso especial de emergencia debe organizarse lo antes posible, para discutir no sólo la reelección de una nueva ejecutiva, sino también, y más importante, un programa socialista para Sudáfrica. Un programa para movilizar a los millones de miembros del COSATU en una lucha contra los recortes de servicios públicos, el desempleo y la falta de vivienda y por la nacionalización de las palancas fundamentales de la economía bajo el control de la clase obrera. Sólo librando una lucha irreconciliable contra el capitalismo se pueden resolver los problemas de las masas sudafricanas.

¡Adelante hacia un congreso de emergencia del COSATU!

¡Hacia el socialismo!

9 de abril de 2014